Luz Fría de Luna

Esas noches con lunas tan brillantes que hasta la luz de las farolas sobra, incluso podrían competir con el Sol.


¿La luna más grande y brillante en años, dicen? Totalmente de acuerdo. No volverá hasta 2034, y espero que por favor, vuelva con la misma compañía que esta vez. Qué suerte tengo, no puedo evitar sentirme tan afortunada.

 



Qué pensar cuando alguien te mira de esa forma tan intensa. Tan intensa que parece que puede ver tu interior, como si casi pudiera escuchar tus pensamientos. Incluso oler y saborear lo mismo que tú. Yo me quedo parada, sin saber si devolver la mirada o simular que no me doy cuenta de lo que ocurre. Supongo que sale solo, supongo que acabas encontrando la solución si te dejas llevar.

Así que, nos dejamos llevar, como la Luna, que de un momento a otro cambia, tan efímera, tan volatil, tan sincera. Tan tan, que si apartabas la mirada un segundo, la perdías de vista, o se había hecho más pequeña, o había cambiado su color. Más vale que sigas delante de la ventana sin apartar la mirada, y disfrutes del momento. Que disfrutes tanto, tanto, como hago yo.

O como deberíamos hacer todos.

Aquí te esperamos, la Luna y yo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s