Mon (amour)

Contaba la leyenda que hasta que los astros no se encontraran perfectamente alineados, no llegarían a saber lo que guardaban dentro de sí, dejando todo su ser escondido. Así pasó el tiempo, esperando la llegada del milagro.

Pero se cansaron de esperar.

Dejaron a un lado las profecías ancestrales que las mantenían atrapadas e indecisas, y permitieron que la luz entrara, llenándolas. Esa luz encontró su hogar en ellas, de manera que no necesitaron nunca más otra que no fuera la suya propia.

Brilla, brillan brillando

in frame: Mónica Trigo


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s